Sin cobertura

En el espacio rural El Dogo y La Peonza sabemos de la importancia de desconectar de la monotonía del trabajo y  el estrés de la ciudad. Por eso ofrecemos descanso en un entorno rural sin cobertura, sin relojes y en plena naturaleza.

Nuestros viajeros llegan asustados, con el móvil en las manos y lo primero que hacen es preguntarnos dónde es posible encontrar cobertura. Cuando terminan su estancia, el cuento es diferente.

Te invitamos a disfrutar de un fin de semana sin teléfono. Sabemos que volverás. Nada como una casa rural a medio camino entre Madrid y Zaragoza, donde desaparecer con todas las comodidades, para sentirse como en casa.

Porque en El Dogo y La Peonza sabemos lo que necesitas. Descansa.